Crónica Pirineos Peñalara 2020. Valle de Echo. 22-29 de agosto 2020.

En un año marcado por los terribles efectos de la pandemia COVID-19, la RSEA PEÑALARA ha mantenido su habitual actividad veraniega de Pirineos. Primero se redujo en número de participantes que podrían acudir y después se pospuso un mes para que los efectos de la pandemia pudieran verse mas atenuados. Por desgracia esto último no sucedió pero, a pesar de todo y observando el máximo de medidas de precaución, un grupo de 11 peñalaros estuvimos recorriendo distintas montañas del valle oscense de Echo.

La actividad se realizó entre los días 22 y 29 de agosto de este 2020. El alojamiento lo obtuvimos en un lugar excelente, el albergue del camping Selva de Oza, totalmente renovado recientemente. Los desayunos y las abundantes cenas también fueron realizadas en sus instalaciones.

La actividad montañera propiamente dicha comenzó el día siguiente a nuestra llegada, con una ruta de unos 15 km y casi 1400 m de desnivel positivo. Salimos andando desde el mismo camping para subir primero al collado y Pico Estribiella. Desde este, enfilamos dirección norte para encadenar las ascensiones al Pico Tortiella (1988 m), al Sayéstico (2083 m)

Foto: María del Carmen Ogara
Foto: María del Carmen Ogara

y al Chipeta Alto (2175 m) y regresar por el collado de Petraficha hasta el aparcamiento de La Mina donde habíamos dejado aparcados varios coches para regresar al camping.

El lunes 24 afrontamos la segunda de las actividades. En los coches nos acercamos hasta el Puente de Santa Ana donde quedaron aparcados. Siguiendo un tramo de la Senda Camile, ascendimos al collado de Lenito Bajo desde nos acercamos a una mini-cumbre, denominada Puntal de Lenito Bajo (1725 m). Regresando sobre nuestros pasos y tomando rumbo al norte, llegamos hasta el collado de Lenito. De aquí una potente subida nos lleva hasta la cumbre de

Foto: Arantxa Barragán.

 Peña Forca (2380 m) para luego regresar al anterior collado. Un grupo comienza el regreso mientras que otro, mas mayoritario, ambiciona más montaña y asciende al Lenito (2339 m). Ambos grupos confluyen en el vertiginoso descenso por la pedrera del Tubo de Lenito para reencontrar la Senda Camile del día anterior, pero esta vez, se sigue en sentido descendente. El total 13 km y unos 1600 m positivos hasta terminar en el camping.

Para el martes 25 dejamos el recorrido circular que contornea el Castillo de Acher, con subida a su cumbre, la Punta Norte (2352 m), pero pasando antes por la Punta Sur. Si los dos anteriores días habíamos disfrutado de espléndidas vistas, la ruta de este martes nos llevó por parajes aún mas impresionantes. Auténticas maravillas. En resumen, 13,5 km y 1150 m de desnivel positivo formidables.

El miércoles lo empleamos en ascender desde La Mina al ibón de Acherito. De aquí subimos al Pic de la Chourique (2040 m), y tras una dura bajada al puerto de Acherito, regreso hasta La Mina, donde habían quedado aparcados los coches. Recorrido de casi 20 km y 1200 m de desnivel.

Para los dos siguientes días se planificó la realización de un recorrido circular en torno a los macizos de Secús y Bisaurín, a lo largo del GR 11 y la Senda Camille. El jueves fue de ascenso hasta el ibón de Estanés por el Puerto de Escalé. Tras pasar por el Valle de los Sarrios bajamos al Refugio de Lizara. Algún valiente del grupo aún tuvo ganas para ascender al Pico Lioviella (2333 m).

Foto: Carlos Muñoz Repiso.

La jornada siguiente, y última de actividad montañera, nos llevó desde el mencionado refugio hasta el collado Foratón para ascender al Puntal Alto de Foratón (2156 m). La jornada tenía pinta de dejarnos lluvia, con un cielo plomizo. El único indicio de mal tiempo de toda la semana. Pero los pronósticos no se cumplieron y llegamos secos hasta el camping tras una larga caminata recorriendo la Senda Camille, pasando por el refugio de Gabardito.

En estas dos jornadas recorrimos 16,5 km y 21,2 km con 950 m y 1190 m de desnivel positivo. Bello colofón a una magnífica semana ensombrecida por las ausencias debidas a los riesgos de contagio que estos días nos ha perseguido. El verano que viene más y mejor. Seguro.

José Ynat.

Los comentarios están cerrados.