EL PICO VELETA Y EL NÚMERO DE LA SUERTE

Porque trece fuimos los peñalaros que ascendimos a su cumbre, tal vez para despedir la temporada de esquí de travesía.

La cosa es que preferimos las más cálidas tierras del sur ante los malos augurios de la meteorología para el Pirineo. Un inteligente cambio de planes nos llevó hasta Sierra Nevada dónde el tiempo prometía ser mejor y la cantidad de nieve aún era más que suficiente. Y ambas cosas fueron ciertas.

El sábado día dos de junio, con las nubes amenazantes desde media mañana y un viento molesto y frescachón, solo tuvimos ocasión de danzar por los dominios de Borreguiles. Pero sí, el domingo ya sí…  el domingo tres de junio comenzamos nuestro periplo desde Pradollano, a 2.150 metros y todo el grupo, con un bello día,  fuimos ascendiendo pacientemente hasta la misma cumbre del Pico Veleta, de 3.396 metros,  con nuestros esquíes de travesía. Y en la cumbre, las fotos de rigor, los parabienes, el recuerdo para Jesús Corrales que no pudo acompañarnos, un último vistazo al paisaje circundante… y para abajo.

¿Quién dice que el número trece es el número gafe? ¡De eso nada! Con una bajada feliz de casi 1.300 metros con buena nieve en general, entre bromas y risas, dimos felizmente, todos juntos, fin a unas jornadas excelentes de esquí de montaña y de grata convivencia. El punto final, unos soberbios huevos con complementos alpujarreños regados con unas frescas cervezas antes de iniciar el regreso a casa.

Y colorín, colorado.

José Manuel Cámara

Los comentarios están cerrados.