Esqui de Montaña en Somosierra

El pasado domingo 28 de enero nos juntamos 28 peñalaros, habituales de las salidas de esquí de montaña, para hacer la travesía del Puerto de Somosierra a La Pinilla.

Era  el segundo intento de hacerla, después de que el pasado año hubiera que anularla por falta de nieve. Este año las condiciones de nieve eran magníficas, ya que acaban de caer fuertes nevadas el jueves y viernes anteriores al evento, sin embargo la previsión de viento, con rachas de hasta 70 km/h, no era nada buena y ponía en riesgo la travesía.  Se decidió con buen criterio, tras consultar al grupo, trasladar la actividad del sábado al domingo, visto que la previsión anticipaba sol y bajada de la intensidad del viento.

El domingo a las 7.30, finalmente nos reunimos los apuntados para coger el bus contratado e ir de forma colectiva al Puerto de Somosierra, dando buen ejemplo de los valores propios del club y del guadarramismo.

No llevábamos ni 10 minutos de camino en el bus cuando en mitad de la charla preparatoria, empiezan las anécdotas.... "Jesús, para el bus que se me ha olvidado la mochila en el coche..." gritaba Antonio Cuesta. Joeeee.....media vuelta a Manoteras a buscar la mochila. El personal se lo tomó con filosofía, ante la promesa de Antonio de invitar a café o cerveza a sus compañeros de travesía.

Finalmente llegamos al Puerto de Somosierra a las 9.00, y en quince minutos estábamos todos listos con los esquís calzados para iniciar la marcha foqueando desde la misma gasolinera del Puerto (un lujo que pocas veces se disfruta). El día era espectacular con un sol radiante y unos paisajes nevados a baja cota. Con buen criterio abría la marcha Jesús Vázquez y la cerraba Javier Garrido que aprovechó su posición en retaguardia para hacer unas fotos espectaculares de la progresión del grupo.

A pesar de lo numeroso del grupo la marcha se realizó a buen ritmo y de una forma muy cómoda mientras estuvimos protegidos por el bosque. Al salir del mismo nos encontramos con la dura realidad (la intuíamos en silencio al ver a que velocidad se movían las nubes) de que el viento seguía siendo tan fuerte como el sábado.

Siguiendo la ruta prevista, nos salimos de la pista que traíamos desde Somosierra y empezamos la ardua subida en zig-zag hacía el Pico Tres Provincias (2.128 m), bajo un fuertísimo viento. Cuando estábamos a 2.000 metros de altura, a solo 128 metros de desnivel a la cumbre, pero a 650 metros de distancia horizontal, hicimos una parada y tras valorar la situación que nos esperaba en la cumbre y la posterior travesía por la cuerda, se decidió prescindir de dejarse ver por La Pinilla, girar 180 grados y continuar la travesía dirección a nuestro punto de salida, haciendo bueno el dicho que "montañero-esquiador que se da la vuelta, valido para una travesía más exigente es".

Una vez decidida la retirada, perdón el avance en dirección contraria, bajamos esquiando a favor de viento para perder cota y buscar un lugar algo más protegido para quitarnos las pieles.

Desde allí un vertiginoso descenso, y una vez agrupada la desbandada, continuamos un divertido descenso en diagonal por medio del bosque con continuos cambios de nivel pasando a buena velocidad entre los pinos repoblados muy juntos uno al lado del otro en terrazas.

Llegamos al final a la pista que venía del puerto y cogemos un cortafuegos para enlazar con el chorro, pero al final no hay paso, así que nos ponemos de nuevo las pieles de foca para subir con espíritu peñalaro la bajada interruptus.

Retomamos la pista y en escasos minutos quitamos las focas, para bajar a toda velocidad  al Puerto de Somosierra, donde estaba el ya avisado autobus a recogernos.

Camino de vuelta paramos en un bar de La Cabrera para comer, beber y llorar las penas de la cumbre pospuesta.

En total unas 10 horas compartidas con amigos peñalaros, 14,2 km recorridos, 715 metros de desnivel y un gran sabor de boca.

PD: "La cervecita para todos" de Antonio queda pospuesta, al igual que la cumbre, que algunos tampoco tenemos cabeza, pero si memoria... 😉

  PD:

Los comentarios están cerrados.