Travesia de esquí por la Vanoise

Increíble Semana Santa por los maravillosos glaciares de la Vanoise con mis buenos amigos Jesús Vázquez y Rafa Fernández. El domingo día 9 de abril llegamos al pueblecito alpino de Bonneval sur Arc, que está a 1.850 metros de altitud, para comenzar nuestro recorrido el lunes camino del refugio Evettes (2.590 metros de altitud). El martes 11 atravesamos el glaciar Grand Mean y el collado del mismo nombre, situado a 3.220 metros, y a través del glaciar de Mulinet llegamos al col de Trieve, desde aquí una excelente bajada nos colocó al pie del collado de Pariotes (3.050 m.) desde el que descendimos al refugio Carro (2.760 m.). El miércoles 12 subimos al col Montet y desde éste a una cumbre subsidiaria de la Aguille Rousse, de 3.400 metros de altura, desde la que hicimos una de las mejores bajadas del año por el glaciar “Sources de l’Isere” que nos llevó hasta el refugio Prariond (2.320 m.). El jueves era día de descanso, y ¿qué mejor descanso estando en ese paraíso nevado que subirnos a la Pointe Galise? Total sólo eran mil metros de desnivel atravesando el glaciar de Basagne. La cumbre es indescriptible, desde ella divisamos el Mont Blanc, el Grand Combin, el Grand Paradiso y detrás de éste sobresalía la cumbre inconfundible del Cervino. La bajada de nuevo sorprendente por la calidad de la nieve. Y por fin el viernes 14, atravesando el glaciar de Pers y el collado del mismo nombre (3.010 m.), descendimos atravesando parte de la estación de esquí de Val d’Isere para llegar al collado del Iseran y desde aquí valle abajo hasta Bonneval.

En total han sido cinco días de travesía de esquí por una de las regiones más atractivas de los Alpes franceses, sin ver una nube y sin necesidad de encordarnos en ningún momento ya que los glaciares estaban cubiertos de un amplio manto de nieve estable. Hemos sumado un desnivel total de cinco mil metros, ascendido a dos cumbres de más de tres mil metros y hemos hecho un montón de kilómetros por nieves fantásticas. Además lo hemos pasado en grande los tres amigos, disfrutando de la montaña, la amistad y la buena cerveza de los refugios y restaurantes por los que hemos pasado.

Javier Garrido

Los comentarios están cerrados.