Cierre de temporada de la Sección de Esqui de Montaña en Maladetas

La sección de Esquí de Travesía ha dado por cerrado el calendario oficial de la temporada. Lo ha hecho de la mejor manera posible: reuniendo a un nutrido grupo de peñalaros  y compartiendo con ellos un par de días de actividad en la zona de La Maladeta, en Pirineos.

Desde nuestro cómodo alojamiento en el bonito pueblo de Sahún del valle de Benasque, el pasado sábado uno de junio subimos con los coches a La Besurta, y desde allí, pie a tierra, ya fuimos porteando esquís hasta el refugio de la Renclusa. Una vez calzadas las tablas, fuimos ganando metros paulatinamente hasta alcanzar la cumbre de la Torre del Cordier (3.046 metros). Un éxito para un grupo tan numeroso, pues éramos diecisiete los socios de Peñalara los que hasta allí habíamos ascendido. Hacía calor, la nieve se transformaba con rapidez y era el momento de decidir, así es que los más cautos optaron por una nieve de mejor calidad y descender mientras que un grupo de siete nos pusimos los crampones y piolet en mano ascendimos, con algún paso delicado,  hasta la cresta del Pico Cordier que con sus 3.266 metros permite extraordinarias y abiertas vistas a su alrededor.

Por la noche, todos satisfechos, dimos buena cuenta, en animada conversación, de una  opípara cena en un lugar más que recomendable, La Tea, en Benasque. Y a dormir, que al día siguiente debíamos madrugar.

En efecto, así fue, y de nuevo repetimos la jugada el domingo día dos de junio hasta La Renclusa. Con el grupo algo más reducido en número por diferentes motivos, con un ritmo más ligero, volvemos a zigzaguear en continuo ascenso hasta la base de La Maladeta Oriental (3.308 metros) y desde allí, emprender la bajada deslizándonos lo más armoniosamente que nos permite la nieve primavera, aunque hoy nos parecerá de buena calidad a todos, incluido al grupo de cinco que no dudamos en ganar la cumbre, con especial mención para Isabel que demostró que ya sabe hacer buen uso del piolet cuando este es necesario.

Toca bajar, volver a reunirnos para despedir estos días tan agradables. Tan buenos han sido y tan intensos que Luis ha dicho que le parecían dos días que valían por toda una temporada.

Todos hemos de agradecer el trabajo realizado durante el año, que sumado a la contribución de muchos socios ayudando en cada una de las salidas, ha hecho que tengamos una gran  temporada y este fin de semana ha sido el Cierre con broche de oro.

Creo que Jesús, y algunos más, estamos ya mirando por la ventana a ver si cae el primer copo de nieve. Que ya caerá, amigos.

 

JMCL

Los comentarios están cerrados.