Crónica salida Picos de Europa. 6-8 septiembre 2019

El primer fin de semana de septiembre, después de las vacaciones de verano 30 Peñalaros fuimos al macizo central de los Picos de Europa.

El sábado, la excursión que estaba prevista era la ascensión al pico de la Padiorna desde la estación superior del Cable y regreso a Fuente Dé por los Tornos de Liordes.

Así que el sábado por la mañana madrugamos y nos fuimos a hacer cola en el teleférico para subir en los dos primeros viajes. El día, fresco y soleado nos dejó un cielo nítido que nos permitió disfrutar del paisaje de Picos desde la cumbre de la Padiorna.

Partimos de la estación superior del Cable hasta los Hoyos de Lloroza, ascendimos por las llambrías de la canal de San Luis hasta la colladina de las Nieves y desde aquí por un sendero subimos cómodamente hasta la cumbre del Padiorna.

Aquí un grupo de 4 personas decidió volverse por donde habíamos venido para bajar en el teleférico. Luego nos enteramos que, como les pillaba de paso, ascendieron a la cumbre de la Gelada.

El resto del grupo continuamos con el plan previsto: ir en busca del camino que viene del refugio de Collado Jermoso para, por la vega de Liordes, llegar hasta el collado de la Canal del Embudo y bajar por los Tornos de Liordes. Un camino muy bien trazado que hasta finales del siglo XIX sirvió para bajar el mineral de la mina de Liordes. Este camino salva en 38 zig-zags los 900 metros de desnivel de la canal.

Paramos a comer cerca de la mina, pues el día era para disfrutarlo, cuando otro grupo parece que no tuvo suficiente y decidieron subir al cresterío de la Peña Remoña, donde hicieron cumbre en una de las puntas, la Peña Regaliz.

El resto, fuimos bajando tranquilamente por los tornos, rememorando las penurias que debían pasar los carreteros por esa senda vertiginosa con las carretas cargadas de mineral. Más de un carro, según anotaciones del conde Saint-Saud, se despeñó canal abajo.

Al final nos juntamos todos en la terraza de la cafetería de la estación inferior del teleférico, celebrando con unas cervezas el estupendo día que habíamos pasado.

El domingo 4 personas causaron baja por diversos problemas ajenos a la actividad. El resto fuimos de nuevo temprano a hacer cola para tomar el teleférico. Subimos a la estación superior del Cable, con el objeto de hacer la cumbre del Tesorero, nuestro objetivo principal.

El día fue espectacular, la temperatura era más alta que el día anterior. Alguna nube cubría las cumbres por debajo del mirador del cable.  2 personas decidieron hacer la cumbre del pico de Santa Ana, y el resto ascendimos, como estaba previsto al Tesorero

Partimos de la estación superior hacia el norte por la pista hasta la Vueltona, y continuamos ascendiendo por la Canalona hasta el desvío a la cabaña Verónica. Optamos por subir al collado de Horcados Rojos, para desde aquí, trepar por unas llambrías, y más adelante por una chimenea, hasta la cumbre del Tesorero.

En la cumbre las vistas eran impresionantes, con el Picu Urriellu a nuestra derecha, el macizo de Torre Cerredo a nuestra izquierda y el mar al fondo.

Bajamos al collado y la mayor parte del grupo decidimos hacer cumbre en la Torre de Horcados Rojos, desde el collado una senda bien trazada nos permitió hacer cumbre cómodamente. En la cima comimos, disfrutando de las vistas que nos brindaba este excelente balcón de Picos.

Ya solo quedaba bajar al collado y desandar el camino, disfrutando del genial día que habíamos tenido. Debíamos regresar a Madrid, pero parecía que nadie tuviera prisa.

Al día siguiente alguien nos mandó una foto de la primera nevada en Picos, ¡qué suerte la  nuestra!.

Gloria Minguito.

 

Los comentarios están cerrados.