Crónica de la salida a la Sierra de la Tramuntana-Mallorca-2018

A pesar de las intensas lluvias que hubo en Mallorca en los días previos a la salida programada de la Sierra de la Tramuntana y que nos mantuvieron intranquilos, hemos llevado a cabo sin problemas los recorridos previstos entre los días 11 hasta el 14 de octubre.

Durante nuestra estancia se hizo más patente la tragedia vivida en Sant Llorens. Aprovechamos esta comunicación para expresar nuestro cariño y solidaridad con ellos por la pérdida de vidas humanas en la terrible tromba de agua que sufrieron.

Una vez completadas las llegadas al aeropuerto y sus correspondientes traslados al Refugio de Son Amer, en Lluc, la actividad se inicia el primer día, con sol y buena temperatura, haciendo una ruta larga y variada, desde el embalse de Cúber, bajando al Refugio de Tossals Verds, remontando hasta llegar a la Font des Prat y siguiendo hacia el Coll des Prat. Este collado tiene unas impresionantes vistas de Formentor, la bahía de Pollensa, la bahía de Alcudia y el Massanella.

Ya en el segundo día, nos dirigimos hacia el Massanella para hacer su cumbre ya que es el pico accesible más alto de la isla. El desnivel fue de 850 m, tanto de subida como de bajada.

Hicimos un recorrido circular, subiendo primero por una zona más escarpada pero que nos mostraba una singular fuente de agua que era imprescindible conocer.

Desde la cumbre se podía divisar el recorrido del día anterior. Después, iniciamos el descenso por una ruta menos expuesta.  A la tarde el autobús nos bajó a Sa Calobra, donde, quién quiso, se pudo dar un baño en el mar, tras un día de nuevo soleado.

Costó salir del aparcamiento del faro con el autobús porque los coches invadían la calzada de acceso. Al fin y al cabo, es una zona de gran atractivo turístico. Finalmente, llegamos a Palma para comer y recorrer sus calles y sus monumentos.

Y a la tarde, recogida y traslado al aeropuerto y a volver a casa, cargados con las mochilas y, por supuesto, con las inevitables ensaimadas.

Los comentarios están cerrados.