Crónica salida hermanamiento Club Vasco Camping Elkartea. 30-31 Enero 2020.

El fin de semana del 30 y 31 de Enero nos juntamos con los compañeros del Club Vasco de Camping, quienes nos invitaron al magnifico refugio de Bortiri en Uztarroz. Fuimos un número de 27, casi a partes iguales, que nos reunimos en Isaba, para comenzar la jornada del sábado. Las predicciones no eran buenas durante toda la semana, si bien las primeras horas del día fueron lluviosas, se veía como mejoraba la metéo poco a poco.

La salida fue dirigida por Nerea y Josu quienes supieron muy bien adaptar la salida a la meteorología y el número de participantes, intentando satisfacer a todos. Salimos desde el Refugio de Linza, donde nos dejó el autobús, subiendo por un camino embarrado hasta el Collado de Linza, desde allí ya con más nieve y las raquetas puestas nos fuimos en dirección a Lapaquiza de Linzola (2016 m), donde comimos algo y emprendimos el descenso de nuevo hacia el refugio de Linza, donde retomamos el autobús.

Después de unos vinos en el bar local, el cual llenamos, pudimos disfrutar del refugio, la compañía y una muy buena cena que nos preparó Aga la guardesa.

Fueron uno momentos muy agradables donde unos supieron ofrecer su hospitalidad y otros supieron recibir, y quizás sea ese el ingrediente principal en el hermanamiento de ambas sociedades.

El domingo 31, ya comenzó con un día esplendido, y pudimos empezar la actividad desde el aparcamiento situado en la curva helicoidal de Belagoa. La zona es conocida como La Contienda, a las faldas del pico Arlas. Seguimos un camino balizado, en la zona de las hoyas, que acompaña a la pista de ski de fondo, hasta dirigirnos al Col de Poscamou (1942 m) desde allí en ligero descenso, para acometer la subida al Pico Murlong (2053 m) por el collado intermedio existente entre las dos alturas principales que componen este pico.

Después de comer un poco en la cumbre, bajo un sol agradable y rodeados de nieve, decidimos bajar por otro camino hacia las pistas de ski de fondo, que sin atravesarlas nos dejó en el camino original y terminamos en el parking original. Después de despedirnos de los compañeros del Club Vasco de Camping, iniciamos la vuelta a Donosti unos y a Madrid los otros.

Ha sido constante de un fin de semana en un ambiente de total cordialidad, camaradería, buen humor y ganas de disfrutar. Gracias al CVC y a Nerea y Josu, por organizar y ensañarnos una salida donde independientemente de la actividad, la climatología y los asistentes, lo importante es compartir experiencias y buenos momentos.

Solo nos queda poder corresponder con la misma hospitalidad, en sus próximas visitas a montañas más cercanas.

Sergio Miguel Martín.

Los comentarios están cerrados.