En bicicleta por las Tablas de Daimiel

Por tierras manchegas anduvimos, en nuestras monturas de dos ruedas el último fin de semana de Mayo, un nutrido grupo de casi treinta peñalaros dispuestos a emular a Don Quijote.

En la tarde del viernes arribamos a Almagro, en cuya plaza mayor cenamos, y nos alojamos dispuestos para afrontar las aventuras venideras.

Al día siguiente, tras un frugal desayuno, nos dirigimos a Daimiel, donde iniciamos el recorrido de unos 45 km por el parque nacional de la Tablas, viendo una rica variedad de especies de aves en sus hábitats de verdes lagunas.

 

No menos bucólicos fueron los rojos campos de amapolas contrastando con el verde de los trigos, donde hicimos buenos reportajes fotográficos.

Por la tarde realizamos un recorrido monumental por Almagro, guiados por una estupenda cicerone local, que nos dio una estupenda lección de historia y terminamos con una visita a su Corral de Comedias.

El domingo la ruta, de 35 km, incluia la subida al cerro Yezosa y otros que no defraudaron tanto por su dureza como por sus vistas, pasando por frondosos olivares y cuidados campos para terminar en el camping Los Arenales, nuestro punto de partida.

No me despido sin agradecer la labor del organizador Jesús Vázquez y un abrazo a todos los participantes.

                                               Rafael Sánchez.

Los comentarios están cerrados.