Crónica salida a Sierra de Javalambre y Sierra de Gúdar. 26-27 marzo 2022

El pasado fin de semana, un grupo de 26 peñalaros nos dirigimos ilusionados a realizar la ascensión a los picos Javalambre y Cerro Calderón (Techo de la provincia de Valencia); y el domingo al pico Peñarroya (Techo de la provincia de Teruel) pese al mal tiempo que las predicciones meteorológicas anunciaban y a que uno de los organizadores no podía asistir por haberse lesionado.

Y así, el viernes por la tarde fuimos llegando al refugio Rabadá y Navarro, nos alegró mucho vernos, por la ausencia de actividad en gran grupo por causa de la pandemia, hacía tiempo no coincidíamos muchos de los apuntados.

Nos levantamos el sábado, con un ojo en las nubes que cubrían el cielo y con un plan B para realizar una actividad más corta y a menor cota que la prevista. Pero el entusiasmo que mostraba el grupo por seguir el plan previsto y la ausencia de lluvia nos animó a iniciar el ascenso.

Nos pusimos en marcha, siguiendo el GR ascendimos por senda limpia de nieve, hasta que la senda desapareció a partir de cierta altura y empezó a nevar con rachas de viento que nos obligó a usar toda protección posible.

Llegamos a la cumbre del pico Javalambre (2020msnm), hicimos una foto, y bajamos por el mismo recorrido del GR.

Cuando llegamos al albergue comimos y pasamos una divertida tarde entre juegos y risas; contando con la mejor atención y complicidad de Neus y Quique, que hicieron que nos encontráramos como en casa.

El domingo nos desplazamos hasta el precioso pueblo de Alcalá de la Selva y comenzamos la ruta prevista, con una previsión de tiempo mucho más agradable que el día anterior.

Así completamos la circular con una preciosa llegada al Pico Peñarroya (2028 msnm) entre un pinar nevado y rocas con oquedades naturales que habían utilizado los pastores como refugio para su ganado en otro tiempo.

El descenso fue muy suave, por una senda entre pinos, la mayor parte del tiempo.

Fue un fantástico fin de semana, y muy feliz de haber organizado esta salida, que resultó fenomenal gracias a la colaboración de todas las personas del grupo; las que estuvieron pendientes de la evolución de las nubes, las que abrieron huella, cerraron grupo, que tutelaron con sus mapas y gps las rutas, revisaron las facturas, las que me animaron en todo momento…. Y, como no, a las que nos endulzaron la velada con trenza y licores típicos de Teruel.

Consuelo Concha Sobrino.

Los comentarios están cerrados.