Crónica salida Peña Montañesa y Mondoto. 18-19 Junio 2022

El fin de semana del 18 y 19 de junio de 2022, la sección de montaña realizó su salida del mes de junio al Pirineo Aragonés, en la comarca del Sobrarbe y en el límite del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Un grupo de 21 peñalaros asistimos para realizar dos ascensiones cuyos picos principales serían la Peña Montañesa y el Mondoto.

Panorámica-Monte-Perdido

La ola de calor presagiaba un fin de semana terrorífico con temperaturas en el Pirineo de 33 grados. Nos armamos de valor y el sábado madrugamos todo lo que Elisa y Pedro, los guardas del Albergue Añisclo, nos permitieron. Desayunamos a las 6:30 y a las 7:15 partimos hacia el Mondoto. Nos esperaba una ascensión de 700 m de desnivel, así, para desayunar.

Mondoto

Sin prisa pero sin pausa, fuimos ascendiendo cuando el sol aún se escondía en la montaña y alcanzamos la cumbre a las 9:30, desde donde pudimos observar la profunda brecha en la tierra que es el Cañón de Añisclo.

Cumbre Mondoto

Desandamos el camino hasta el collado y ascendimos a La Estiva. Continuamos por la cuerda descendiendo hasta el refugio del Cuello Arenas, donde comienza la bajada del barranco de la Pardina.

Cumbre de la Estiva

Sabíamos que teníamos que cruzar este barranco en varias ocasiones y para ello habíamos portado sandalias, ¡que desilusión!, porque el barranco está completamente seco, menos mal que el calor aún no apretaba.

Barranco de la Pardina

En la confluencia del barranco con el Cañón de Añisclo con el río Bellós, se encuentra un remanso del río llamado La Ripareta. Allí comimos y nos refrescamos con el agua gélida, de algo sirvieron las sandalias.

La Ripareta

Continuamos por el cañón rio abajo, un camino completamente en sombra que agradecimos, disfrutando de las paredes verticales de roca caliza horadada por la acción kárstica de las aguas del río Bellós, los saltos de agua y las pozas que se formaban y que quedaban fuera de nuestro alcance varias decenas de metros bajo nuestros pies.

En el Cañón de Añisclo

Llegamos a la confluencia del camino que sube a Sercué, allí un pequeño grupo de 4 personas decidieron llegar hasta el final del Cañón de Añisclo para ir en busca de un taxi que les retornaría a Nerín.

El resto decidimos realizar la excursión completa, nos quedaban por delante 4 km y 400 m de desnivel que realizamos en 1:30h.

Estirando

La jornada fue dura, invertimos 11:30h con paradas, 23 km y 1500 m de desnivel positivo.

El domingo desayunamos a la misma hora y nos desplazamos hasta Ainsa para ascender nuestro objetivo: La Peña Montañesa, esa montaña aislada e imponente que parece inaccesible.

El camino parte del parking cerca del Monasterio de San Victorian, punto de ascenso a la Peña Montañesa. Nos esperaban 1200 m de desnivel.

Pronto aparecen las formaciones de lapiaz, típicas del terreno kárstico. Hicimos cumbre a las 4h.

Cumbre Peña Montañesa

Después de comer emprendimos el descenso y por variar el camino de vuelta decidimos desviarnos por la Faixaneta, una faja en la roca poco transitada en la que disfrutamos de las paredes verticales y de los frondosos bojs.

Faixaneta

A la salida de la faja retomamos el camino, aún teníamos más de 700 m de descenso.

Finalmente llegamos a los coches tras 8h, 12 km y 1290m de desnivel.

Esperamos a reunirnos todos para despedirnos, y como ya era tarde partimos hacia nuestros hogares tras un duro pero precioso fin de semana.  

Gloria Minguito Martín.

Los comentarios están cerrados.